27 - 2 - 2024
Bolsa de Empleo para Colegiados
Fomación
Colegiación
 

REVISTA COLEGIAL


Revista nº 7. Diciembre 2009

 

La respuesta esta en el viento

 

 

Con la frase que sirve de título a esta editorial cerraba la cena del Empresita 2009 el Consejero de Economía del Gobierno de Cantabria, Ángel Agudo, ante la petición que le dirigía la presentadora de la gala al Consejero, para que nos dijese si ya se atisban brotes verdes en nuestra Economía. Frase que no entendieron algunos de los presentes en la cena, otros entendimos que el Consejero se refería a la importancia que para Cantabria va a tener  la energía eólica  y el cambio que puede suponer en el sistema económico de nuestra comunidad. El tiempo dirá si Ángel Agudo esta o no equivocado.

 

Comienza esta editorial con esta frase ya que muchos de los asistentes a la cena felicitaron, de forma efusiva y sincera, al Colegio de Empresistas de Cantabria por la brillante organización y el éxito de la gala de este año, preguntándose donde estaba el secreto de nuestro éxito. Nos han felicitado por la idea de unir a la cena una entrega de premios a periodistas, en la que pocos tenían confianza de que fuera un éxito y que hoy piensan que con el tiempo puede ser uno de los galardones de más prestigio en nuestra comunidad. También nos felicitan por imponer y mantener el concepto de Empresista cuando al principio, hace ya ocho años, a nadie le gustaba este término y todos pensaban que sonaba mal. Nos felicitan por el "tempo" en el desarrollo de la cena, por los oradores escogidos para resaltar la figura de los homenajeados, por lo original de los regalos sorteados entre los asistentes e incluso por el grupo de música elegido para cerrar la gala. Como broche final este año todos estamos de enhorabuena  por la brillantez y brevedad del discurso de nuestro presidente Dámaso López.  Por último, como una prueba más de lo que digo, y ante la inminente fusión del Colegio de Empresistas con el Colegio de Economistas, algunos de los asistentes nos han manifestado su preocupación por lo que pueda suceder con el espíritu innovador de los empresistas ante la nueva y grandiosa institución colegial resultante de la fusión.

 

La respuesta la tenemos delante de nosotros, basta con abrir las puertas y dejar que el viento de la calle entre en nuestras instituciones y en nuestros corazones. El Colegio de Empresistas no ha realizado otra cosa más que ser innovador y cambiar las caducas normas protocolarias de los clásicos colegios profesionales. Hemos apostado por formar parte de la sociedad y que esta sociedad se encuentre realmente representada en todos los actos que organizamos.  El tiempo nos dará o nos quitará la razón, igual que el viento de Cantabria ratificará o denegará la razón a nuestro Gobierno Autonómico.

 

Imprimir